lunes, 29 de diciembre de 2014

Otra visión de la realidad venezolana por Pilar Roca.

TEMA: VENEZUELA CONSTRUYENDO SU PROPIO MODELO ALTERNATIVO AL NEOLIBERALISMO.
La derecha latinoamericana jamás hablará bien de los que cuestionan su modelo socio-cultura-económico.
¿Son posibles los cambios dentro de la camisa de fuerza del sistema capitalista? ¿Qué experiencias tenemos? Limitaciones y posiblixdades.
Los cambios son un proceso.
josé.

Otra visión de la realidad venezolana

Por Diario UNO el diciembre 28, 2014

Una versión sobre Venezuela, totalmente distinta a la que muestran los principales medios de comunicación, presenta la escritora Pilar Roca en su reciente libro “Venezuela bajo la lupa. Conjurados y proscritos”, recientemente presentado en Lima.

Según la autora del texto, su propósito en las 328 páginas de la obra es comunicar la realidad de lo que sucede en el país vecino, al que viajó en diversas oportunidades, particularmente en los procesos electorales ganados por el fallecido presidente Hugo Chávez, “por lo que mi escrito es con conocimiento de causa”.

El libro, dice Roca, refuta las voces de ciertas autoridades peruanas, la prensa y otros personajes que mienten con descaro sobre la realidad de Venezuela y cuentan historias que la lógica rechaza.

LA CAJA BOBA

“No es raro ver en la llamada caja boba (la televisión), que no es tan boba, programas empeñados en desacreditar a Venezuela y formar una opinión pública sesgada, acorde a sus intereses. Los televidentes recibimos información de parte porque los que sustentan posiciones ideológicas contrarias no tienen acceso a las plataformas informativas y por lo tanto no podemos conocer su opinión”, explica.

La autora anota que en el mundo, según datos de la encuestadora internacional Gallup, el tres por ciento de la población posee el 20 por ciento de ingresos y que para conservar ese privilegio es necesario transmitir normas, valores, usos y costumbres, es decir, una ideología que justifique y reconozca el poder de esa minoría.

“Las estaciones o canales televisivos echan mano en forma permanente a un grupo de personas, que por su adhesión ideológica u obsecuencia al medio se convierten en sus operadores políticos o empresariales.”

LOS MISMOS

Prosigue señalando que “al sintonizar los llamados programas de opinión encontramos por un lado que los analistas u opinadores, además de ser siempre los mismos, que no pasan aproximadamente de ocho, están íntimamente ligados a los partidos o movimientos políticos de derecha o ultraderecha y por otro lado los entrevistadores, contrariamente a la creencia popular, en su mayoría no son periodistas de profesión.”

En cuanto al término de conjurados señala que son aquellos que defienden al imperante sistema capitalista. “La pregunta es ¿por convicción? En la mayoría de los casos pienso que sí, porque ellos tienen una mentalidad individualista poco solidaria y solo se interesan por su bienestar personal y cuando mucho por el de sus familiares y algunos amigos. Hablan en nombre del pueblo tratando de convencer a los sectores populares que su línea es la correcta, que lo importante es el éxito que significa tener mucho dinero, dejando de lado los valores de solidaridad, respeto, honradez que para ellos corresponden a los fracasados.”

PROSCRITOS

“Cuando un gobierno como el de Venezuela reparte la renta petrolera, que antes se distribuía entre un pequeño grupo de personas y que ahora se destina a programas sociales amplios, no asistencialistas lo llaman populista y se empeñan en hacer creer a los ciudadanos peruanos que si se da casas, salud y educación al pueblo, el país se vendrá abajo, es decir se producirá la quiebra total. Los conjurados defienden los intereses de una capa social minoritaria y salen a la televisión para difundir sus ideas y evitar los cambios sociales.”

Sobre los Proscritos anota que son aquellos que tienen ideas diferentes a las que sustentan el sistema y por tanto no son invitados a los grandes medios de comunicación, salvo ligeras excepciones y en circunstancias específicas.

“La realidad es que no existe una verdadera libertad de prensa, lo que tenemos es libertad de empresa para garantizar la continuidad del sistema y todo el que disiente de los principios ideológicos que sustentan el neoliberalismo no encuentra tribuna mediática importante.”

Denis Merino
Diario UNO
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada